1. Corry's
  2. Recursos de Corry's
  3. Cómo eliminar del jardín a los caracoles y las babosas

Cómo eliminar del jardín a los caracoles y las babosas

En solo una noche, los caracoles y las babosas pueden ocasionar más daños a las plantas que muchas plagas de jardín en toda una temporada. Mientras usted duerme, y tal vez hasta sueñe con su bello jardín, estas plagas devoran las posturas tiernas, los frutos comestibles y otras plantas. En la mañana, se puede observar el rastro de mucosidad babosa y un nivel de destrucción que pocas plagas pueden emular. Pero esto no tiene por qué suceder en su jardín ya que usted puede proteger sus plantas y eliminar para siempre a los caracoles y las babosas.

Aprenda cosas básicas sobre los caracoles y las babosas

Para eliminar a los caracoles y babosas es necesario conocerlos primero. Ante todo, estas plagas no son insectos, así que los insecticidas típicos para el jardín no surten efecto. Los caracoles y las babosas son moluscos, una categoría animal en la que se incluyen las ostras, almejas, vieiras y calamares. Los mejores productos de control para caracoles y babosas pertenecen a un grupo que se conoce como molusquicidas.

Los caracoles y las babosas son parientes cercanos y tienen muchas características comunes como los ojos al extremo de los tentáculos en la parte frontal de la cabeza; pero los caracoles son los únicos que tienen cochas visibles. Como es de esperar tratándose de moluscos, ambos prefieren los lugares húmedos y oscuros, y rara vez se arriesgan a salir excepto en días oscuros y nublados. Si inspecciona su jardín un día soleado, los podrá encontrar en los rincones sombreados, bajo las hojas, hierbas o escombros húmedos del jardín. 

Los caracoles y babosas tienen los ojos en el extremo de los tentáculos superiores.

Identifique el daño causado por caracoles y babosas

Para muchos jardineros, la primera señal de la presencia de caracoles y babosas son los daños en las plantas que ocurren durante la noche. Los caracoles y babosas devoran las hojas, flores y tallos tiernos así como los frutos suaves y suculentos próximos al suelo. Entre sus víctimas frecuentes se encuentran los cultivos de hostas, lechugas, albahacas, repollos, tomates y fresas.

Tanto los caracoles como las babosas dejan hoyos irregulares grandes al masticar las plantas y frutos. A diferencia de los bordes raídos en las mordidas de otras plagas, los hoyos de los caracoles y babosas tienen bordes mucho más lisos. Pero si ve rastros de mucosidad plateada cerca de los daños, puede estar seguro de que se deben a los caracoles y babosas.

Los caracoles y babosas son más activos durante el clima moderadamente cálido cuando el suelo del jardín está húmedo. Las condiciones calientes, frías y secas los ahuyentan en busca de refugio, pero en los climas moderados de las costas esta plaga es un problema todo el año. Una vez que aparecen los hoyos en las hojas, no se puede hacer nada y la única solución es esperar a que nazcan hojas nuevas. Y el daño de los caracoles y babosas en plantas jóvenes pequeñas suele ser irreparable.

Las hostas son víctimas frecuentes de los caracoles y las babosas.

Elimine a los caracoles y babosas del jardín

No hace mucho, los productos tradicionales contra caracoles y babosas incluían ingredientes dañinos para las personas y las mascotas, por lo que muchos jardineros optaban por remedios caseros, la mayoría de los cuales tienen dos cosas en común: ni son limpios ni son efectivos. Las bandejas con cerveza, por ejemplo, atraen a los caracoles y las babosas pero se requiere limpiar diariamente a las plagas ahogadas. Y el café molido en el jardín sencillamente no ahuyenta a los caracoles ni las babosas.

Las soluciones ineficaces pueden ocasionar grandes problemas. Algunos caracoles necesitan aparearse para reproducirse pero otros se reproducen solos. Un caracol puede poner cientos de huevos al año y las crías maduran en uno a dos años. Las babosas maduran en apenas unos tres a seis meses.1 Si bien la mayoría de los caracoles viven de cinco a siete años, algunos viven hasta tres veces más.2 Esto representa un gran daño al jardín durante varios años.

Con el veneno en gránulos listo para usar Corry’s® para caracoles y babosas usted puede eliminar a los caracoles y las babosas sin las preocupaciones que tendría con otros productos. Este veneno de gran efectividad contra caracoles y babosas contiene un ingrediente a base de hierro que se llama etilendiaminotetraacetato férrico de sodio que permite el tratamiento de céspedes, jardines ornamentales y de flores y cultivos comestibles hasta justo el día de la cosecha. Y las personas y mascotas pueden entrar al área tratada inmediatamente tras la aplicación del producto. Después de comer incluso una pequeña cantidad de este veneno Corry’s para caracoles y babosas, las plagas cesan de alimentarse y se escabullen para morir en lugares ocultos, así que usted ni siquiera necesita limpiar.

Los rastros babosos demuestran que los daños se deben a los caracoles y las babosas.

Mantenga su ventaja

Bastan algunos cambios leves en las labores cotidianas de jardinería para marcar una gran diferencia en cuanto a los caracoles y babosas y sus daños. Tome precauciones para que su jardín atraiga menos la llegada de nuevos caracoles y babosas::
  • Riegue su jardín temprano en las mañanas para que la tierra se seque bien antes del anochecer.
  • Use el riego por goteo en lugar de aspersores para minimizar la humedad en las superficies que suelen preferir los caracoles y babosas.
  • Incorpore plantas con follaje áspero, duro o muy aromático. Generalmente los caracoles y babosas evitan plantas como la salvia, el romero y la lavanda.1
  • Siembre plantas que atraigan a las aves cantoras para que estas se alimenten de los caracoles y babosas.
  • Mantenga el jardín libre de escombros de plantas y otros escondrijos para las plagas.
  • Reaplique el veneno Corry’s para caracoles y babosas cada dos semanas o tan pronto como desaparezcan los gránulos.

La marca Corry’s lleva más de 70 años protegiendo las plantas contra los caracoles y las babosas, y sabemos lo difícil que es lidiar con estas plagas. Con el veneno Corry’s para caracoles y babosas, usted recibe efectividad, conveniencia y tranquilidad en un solo producto fácil de usar. Así que, adelante, elimine con confianza a los caracoles y babosas para que empiece a disfrutar nuevamente de su césped y su jardín. 

Lea siempre por completo las etiquetas de los productos y siga las instrucciones con detenimiento.

Corry’s es una marca registrada de Matson, LLC.

 

Fuentes:

1. Flint, M.L. y Wilen, C.A., “Snails and Slugs” (Los caracoles y las babosas), Programa Estatal Integrado para el Control de Plagas de la Universidad de California, marzo de 2018.

2. 2. UCSB ScienceLine, “How Do Snails Reproduce” (Cómo se reproducen los caracoles), Universidad de California en Santa Barbara, mayo de 2011.

Recursos de Corry's